Contra las cuerdas

La señora Yuki es infeliz. Esta obviedad, podríamos decir, no es suficiente para provocarnos simpatía. “Todos somos infelices, y encima no nacemos ricos”, podríamos añadir. Pero esta vez, contra lo que pueda parecer, las penurias de una mujer de dicha posición sí que son más que suficientes, y esto se lo debemos en gran medida … Sigue leyendo Contra las cuerdas